Los libros de astronomía de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca.

Ir a descargar

En el rico patrimonio de la Universidad de Salamanca destaca la Biblioteca General Histórica. A ella se puede acceder a través de la famosa fachada plateresca de la Universidad que nos lleva al Patio de Escuelas Mayores, desde donde subimos a un claustro con vistas al patio interior. Siguiendo este corredor encontramos un mirador acristalado desde el que podemos contemplar una sala abovedada con estanterías de pino natural en dos niveles y una pequeña cámara. Estamos en la Biblioteca Histórica, en ella se encuentran casi tres mil manuscritos de los siglos XI al XX, unos quinientos incunables y una gran parte de las cerca de sesenta mil obras impresas desde el siglo XVI hasta 1830.

Este fabuloso legado incluye libros sobre Astronomía que son referentes en la cultura universal a los que vamos a dedicar el programa de hoy de la mano de Eduardo Hernández Pérez que naturalmente viene acompañado de Marta Vázquez con la que siempre contamos en esta sección de EUREKA dedicada a los libros.

Eduardo Hernández Pérez, es salmantino. Estudió Biblioteconomía y por oposición accedió al cuerpo de bibliotecarios. Ama su profesión, lleva 30 años ejerciéndola.

¿Tienen sistema nervioso las plantas?

Científicos de las universidades de Salamanca y Nueva York presentan una solución al debate científico sobre la existencia de un sistema nervioso en las plantas.

El investigador de la USAL Sergio Miguel Tomé y el neurofisiólogo Rodolfo Llinás, de la Universidad de Nueva York, revisan los mecanismos de señales eléctricas en plantas y analizan el concepto de sistema nervioso ofreciendo sustanciales conclusiones. Plant Signaling & Behavior publica el trabajo de Miguel y Llinás donde presentan una nueva definición del concepto de sistema nervioso que evita la exclusión a priori del reino vegetal.

En una entrevista a Radio USAL, Sergio ha comentado este estudio, en el que los autores sugieren una nueva definición de sistema nervioso que emplee un criterio fisiológico y no filogenético. De hecho muchos científicos están proponiendo un nuevo campo de estudio sobre la neurobiología de plantas.

La definición de ‘sistema nervioso’ recogida en los diccionarios o libros de texto actuales determina que se trata de un sistema biológico que poseen únicamente los animales. En este contexto, Plant Signaling & Behavior acaba de publicar un estudio de Sergio Miguel Tomé, investigador de la Universidad de Salamanca, y Rodolfo Llinás, reputado catedrático de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, en el que, motivados por el debate científico sobre la existencia de un sistema nervioso en organismos del reino vegetal, realizan una detallada revisión sobre los mecanismos para la generación, transmisión y procesamiento de señales eléctricas empleados por las plantas junto a un profundo análisis del concepto actual de sistema nervioso.

Entre las propuestas que ofrece el trabajo, titulado “Broadening the definition of a nervous system to better understand the evolution of plants and animals” y en el que los científicos recogen sustanciales conclusiones, los autores sugieren una nueva definición de sistema nervioso que emplee un criterio fisiológico -en vez de filogenético- que ofrecería importantes ventajas para la biología evolutiva.

En este sentido, los investigadores no consideran que se pueda afirmar que las plantas tengan un sistema nervioso como el de los animales, ya que habría importantes diferencias si se comparan únicamente las características morfológicas de las células que envían las señales eléctricas en ambos. No obstante, también concluyen que “la definición actual de sistema nervioso basada en un criterio filogenético tiene importantes limitaciones al estudiar procesos evolutivos en los sistemas de señales de los seres vivos”, explica Sergio Miguel Tomé.

En palabras del doctor Miguel, el uso de un criterio filogenético para definir el sistema nervioso es “una anomalía” ya que para otros sistemas biológicos se usan criterios fisiológicos. Para el joven científico de la USAL lo importante para la definición debería ser “la función que lleva a cabo el sistema”, como sucede, por ejemplo, en el sistema respiratorio o el reproductivo. Se puede discutir sobre “los sistemas respiratorios de especies muy alejadas filogenéticamente y cuyos sistemas respiratorios tienen enormes diferencias sin problema”, remarca, pero con el sistema nervioso “no es posible hacerlo porque la definición es filogenética, es decir, por definición solo los animales tienen sistema nervioso”.