The Ocean Cleanup : la tecnología contra el plástico de los ríos

Interceptor: la nueva idea de The Ocean Cleanup contra el plástico

INTERCEPTOR, el nuevo dispositivo diseñado por la compañía The Ocean Cleanup, tiene como objetivo abordar los ríos más contaminantes antes de finales de 2025. El objetivo es ambicioso, pero gracias a esta especie de barco recolector de basura, explican, sería posible conseguirlo.

De la investigación previa realizada por The Ocean Cleanup [VER AQUI], la compañía concluyó que aproximadamente 1.000 de los 100.000 ríos del mundo son los responsables de aproximadamente el 80% de la basura que llega a los océanos.

The Ocean Cleanup, la organización sin ánimo de lucro conocida por el desarrollo de tecnologías avanzadas para eliminar los plásticos de los océanos del mundo, ha dado a conocer recientemente su nueva invención para evitar el flujo implacable de contaminación plástica hacia el mar. El nuevo dispositivo, bautizado como The Interceptor, complementará la misión fundadora de la organización al atacar el flujo de basura plástica en su origen, la vasta red de ríos del mundo.

Según sus promotores el Interceptor es ecológico y esta 100% alimentado por energía solar. Posee varias baterías de litio que le permiten funcionar día y noche sin ruidos ni gases de escape. El sistema está anclado al lecho del río para utilizar el flujo natural de este y atrapar el plástico; y está diseñado para un funcionamiento autónomo las 24 horas, los 7 días de la semana, lo que elimina la necesidad de realizar trabajos manuales peligrosos.

El Interceptor es una solución escalable para atrapar la contaminación plástica de los ríos y se puede implementar en todo el mundo. Según sus promotores es capaz de extraer 50.000 kilogramos de basura al día, podría incluso llegar a 100.000 kilogramos al día en condiciones óptimas.

Su barrera flotante la cual se utiliza para dirigir la basura hacia el sistema de drenaje solo abarca parte del río; no interferirá con otras embarcaciones y no pondrá en peligro la seguridad o el libre movimiento movimiento de la fauna silvestre cuando opere en los ríos principales. También un ordenador de a bordo conectado a Internet registrará el rendimiento del sistema, el uso de energía y el estado de los componentes.

De momento se han construido cuatro Interceptores y dos de ellos ya están funcionando en Yakarta (Indonesia) y Klang (Malasia). Un tercer sistema está en Vietnam en vísperas de instalarse en Can Tho, en el Delta del Mekong, mientras que el cuarto, está destinado a desplegarse próximamente en Santo Domingo (República Dominicana). Pero todavía es una noticia mejor el hecho de que otros países como Tailandia o Estados Unidos hayan iniciado el proceso para desplegar un Interceptor cerca de Bangkok, o en Los Angeles respectivamente.

Boyan Slat, el joven creador de ‘The Ocean Cleanup’ y su sueño de limpiar los océanos

 

Imanes con base de carbono para limpiar la contaminación de microplásticos en mares y ríos

microplasticos en el agua - Buscar con Google

Degradation of Cosmetic Microplastics via Functionalized Carbon Nanosprings. Kang et al., Matter (1), 745–758 Sept. 4, 2019 https://doi.org/10.1016/j.matt.2019.06.004.

Los desechos plásticos que llegan a los océanos y ríos representan una amenaza ambiental global con consecuencias perjudiciales para la salud de animales, humanos y ecosistemas. Ahora, usando pequeños imanes con base de carbono en forma de bobina, investigadores de Australia han desarrollado un nuevo sistema para limpiar las fuentes de agua de los microplásticos que los contaminan sin dañar los microorganismos que viven en ellas.

La contaminación por microplásticos (MP) en las aguas residuales domésticas y en los sistemas acuáticos mundiales se ha convertido en un problema emergente y en una amenaza potencial para la vida marina y la salud humana.

Publications | shaobin-group

Sin embargo, las tecnologías avanzadas para el control y la purificación eficaces de los MP siguen estando muy poco desarrolladas. Aquí presentamos la oxidación carbocatalítica integrada y la hidrólisis hidrotermal (HT) de microplásticos sobre nanotubos de carbono de resorte magnético. Los resistentes híbridos de carbono mostraron un excelente comportamiento de degradación de MPs mediante la activación catalítica del peroximonosulfato para generar radicales reactivos.

La arquitectura en espiral y el alto grado de grafía garantizaron la excelente estabilidad de los carbocatalizadores en el ambiente HT. Las pruebas de toxicidad indicaron que los intermediarios orgánicos de la degradación de MPs eran ambientalmente benignos para los microorganismos acuáticos y pueden servir como fuente de carbono para el cultivo de algas.

Los resultados de este estudio se dedican a proporcionar una estrategia ecológica mediante la integración de la carbocatálisis y la nanotecnología de última generación para remediar la contaminación de MPs en el agua.

Plástico biodegradable hecho con gambas

Más de ocho millones de toneladas de plástico ingresan a la corriente de desechos cada año. El 91% de ella no se recicla. Eso significa que se encuentra en los vertederos y, finalmente, hace su camino hacia el océano. El plástico tarda 400 años en descomponerse.

Una chica de 16 años crea un nuevo plástico biodegradable hecho con gambas

Angelina Arora, de Sydney Girls High School, con solo 16 años estaba preocupada por todo este plástico que se lanzaba a los océanos, sobre todo por las bolsas de la compra. Por ello, empezó a pensar en cómo fabricar uno que fuera biodegradable.

Probó con diferentes tipos de desechos orgánicos, como las cáscaras de plátano, hasta recurrió a las gambas (camarones) después de darse cuenta de las similitudes entre sus caparazones y el plástico.

Según explica ella misma: «Extraje un carbohidrato llamado quitina y lo convertí en quitosano y lo mezclé con fibroína, que es una proteína en los capullos de seda».

Descubrió así que la combinación de los dos productos orgánicos creaba un material similar al plástico que se descomponía 1,5 millones de veces más rápido que los plásticos comerciales, y se descomponía por completo en 33 días.

Su invención le valió el Premio Innovador al mercado en los Premios de ciencia e ingeniería de la Fundación BHP Billiton de 2018 y reconocimiento internacional en la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería de Intel, donde ganó el cuarto premio, así como una beca integral para una prestigiosa universidad de Estados Unidos.

Contaminación plástica

Resultado de imagen de Plastic Pollution pham
Plastic Pollution (2017). Francois Galgani ; Christopher K. Pham ; Julia Reisser ; etc. Frontiers Media SA . Book Series: Frontiers Research Topics ISBN: 9782889453306. 146 p.
DESCARGAR : PDF — EPUB

Millones de toneladas de plásticos son desechados, eliminados o abandonados en ambientes marinos y costeros cada año. Los «daños» causados por los desechos plásticos pueden dividirse en tres categorías generales, a saber: sociales (reducción del valor estético, seguridad pública), económicos (coste para el turismo, daños a los buques, pérdidas en las operaciones pesqueras, costos de limpieza) y ecológicos (mediante enredos, daños físicos a los hábitats y ensamblajes, ingestión, incluida la absorción de micropartículas, liberación de sustancias químicas asociadas y facilitación de la invasión de especies exóticas).

Por lo general, los plásticos constituyen la parte más importante de los desechos marinos, que a veces representan hasta el 100 % de los desechos en algunas zonas y pueden degradarse a micro y nano partículas. Estudios recientes sobre fuentes, transporte y distribución de plásticos oceánicos permitirán evaluar flujos y presupuestos en los océanos. Sin embargo, todavía faltan datos antes de que se pueda dar una estimación global. Además, aunque se ha informado de los efectos en algunos organismos marinos, se necesita más investigación para apoyar las iniciativas apropiadas a fin de contrarrestar otros efectos negativos en los ecosistemas marinos.

Los artículos presentados en el tema de investigación «Plastic Pollution» exploran principalmente la investigación interdisciplinaria más reciente y las principales preguntas alrededor de este tema. También ayuda a definir mejor las perspectivas y a mejorar nuestros conocimientos. Esto permitirá un apoyo científico para una mejor gestión de los residuos plásticos y ayudará a implementar políticas públicas eficientes.