Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación 

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el anteproyecto de ley por el que se modifica la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, que pretende fortalecer las capacidades del Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación para mejorar su eficacia, coordinación, gobernanza y transferencia del conocimiento. Además, la norma introduce reformas para dotar de más recursos, derechos y oportunidades al personal investigador y lograr una carrera profesional pública más estable en el ámbito de la I+D+I.

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ha explicado que esta reforma, que ahora inicia su trámite parlamentario como proyecto de ley, está orientada a cumplir tres demandas unánimes de la comunidad científica y de la sociedad: dignificar las condiciones de trabajo de los investigadores e investigadoras, reducir los trámites administrativos de la gestión de la I+D+I y garantizar una financiación pública creciente y estable en I+D+I, alineada con los objetivos de la Unión Europea. Para ello, la reforma incluye un compromiso por ley para que la financiación pública en I+D+I, de conformidad con el Pacto de la Ciencia y la Innovación, aumente regularmente con el objetivo de alcanzar el 1,25% del PIB en 2030.

“Con esta garantía, blindamos por ley que nuestro Sistema Público de Ciencia e Innovación disponga de los recursos suficientes para seguir creciendo, modernizando sus infraestructuras y equipamientos y creando más y mejores oportunidades para nuestros científicos y científicas”, ha asegurado Morant durante la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros.

Mejora de la carrera científica y técnica en el ámbito de la I+D+I

A raíz de la recesión económica de la década pasada se produjo una reducción muy acusada de la capacidad para retener y atraer el talento investigador en España. Se estima que entre 2011 y 2016 se perdieron más de 5.000 puestos de investigadores e investigadoras y un elevado número de personas se vieron obligadas a establecer su carrera fuera de España. Además, las capacidades del sistema de I+D+I público en España están amenazadas por el envejecimiento del personal investigador y por las discontinuidades y retraso en la entrada al sistema para las personas jóvenes.

Para hacer frente a estos retos, la norma aprobada en el Consejo de Ministros introduce reformas en la carrera científica, dirigidas a reducir la precariedad, dar estabilidad a los investigadores e investigadoras y atraer talento. Una de estas reformas es la introducción de una nueva modalidad de contrato indefinido vinculada al desarrollo de actividades científico-técnicas para todo tipo de personal de investigación en el marco de líneas de investigación definidas. Este nuevo contrato indefinido, que está alineado con la reforma laboral y recoge las singularidades del sistema, no está sujeto a los límites de la oferta de empleo público ni a las tasas de reposición.

El objetivo es hacer de España un país para la ciencia, con condiciones y salarios atractivos, donde quienes se fueron puedan regresar y las mentes más brillantes se puedan incorporar a nuestro país”, ha señalado Morant en la rueda de prensa.

Asimismo, se establece un nuevo itinerario posdoctoral que busca reducir la edad de entrada al sistema y facilitar la incorporación estable al mismo. En concreto, la norma diseña una senda más segura con un nuevo contrato de hasta seis años, con una evaluación intermedia que conlleva promoción y una evaluación final, que permite obtener el nuevo certificado R3. Este certificado facilitará consolidar una plaza permanente porque se exime de parte de las pruebas de acceso y porque se reserva un mínimo del 25% en las plazas en los organismos públicos de investigación y del 15% en universidades.

La reforma de ley también dota de nuevos derechos laborales a los investigadores e investigadoras de nuestro país como una indemnización por finalización de los contratos predoctorales y postdoctorales.

“Esta reforma de ley busca mejorar la vida de las personas que mejoran la nuestra a través de la investigación y la innovación”, ha subrayado la ministra Diana Morant, quien ha añadido que estas medidas están diseñadas para poner fin a la “precariedad endémica” en el sector público de la I+D+I.

Más reconocimiento al personal de investigación

La ministra también ha destacado que la reforma aprobada en el Consejo de Ministros, que nace tras un proceso de escucha y diálogo, busca definir una carrera más segura para todos los colectivos del sistema de I+D+I. En esta línea, el texto recoge una batería de medidas para estimular la atracción y movilidad de talento. Entre ellas, los quinquenios del personal de investigación de los OPIS evaluarán y reconocerán por primera vez todos los méritos de investigación realizados anteriormente en el sector público y en cualquier universidad, tanto en España como en el extranjero. Hasta el momento, los quinquenios solo reconocían la experiencia en los OPIS de nuestro país.

“Con este cambio, los científicos y científicas en el extranjero podrán volver o venir a trabajar a España sin tener que dejarse atrás su mochila, pues su experiencia será recompensada y retribuida”, ha señalado Morant en la rueda de prensa.

Además, el personal investigador sanitario es reconocido en la reforma de ley como personal investigador del Sistema de Ciencia y se mandata a las comunidades autónomas para que incorporen categorías específicas de investigadores en las plantillas estables de los hospitales públicos. Asimismo, se mandata a las Administraciones Públicas para que incorporen de forma estable investigadores al Sistema Nacional de Salud con categorías específicas y también se mandata para que el personal laboral e investigador pueda tener una carrera profesional en función de sus méritos.

La nueva Ley de Ciencia reconoce «por primera vez al personal investigador sanitario»

Por último, el personal técnico adquiere nuevos derechos, como la posibilidad de movilidad profesional, de estancias formativas temporales o de colaboración en empresas tecnológicas. La norma también reconoce y retribuye por primera vez la figura de tecnólogo o tecnóloga en el Sistema Público de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Reducción de la carga administrativa y fomento de la transferencia de conocimiento

Otro de los ejes del anteproyecto de ley está orientado a reducir las cargas administrativas del sector de I+D+I. Por ejemplo, en materia de subvenciones públicas, la norma introduce medidas para facilitar tanto el procedimiento de concesión de ayudas como el de justificación por parte de los beneficiarios. En concreto, la justificación de subvenciones se realizará en forma de cuenta simplificada y la comprobación será por muestreo, sin que resulte precisa la verificación de la totalidad de ayudas concedidas. Las Administraciones Públicas podrán conceder directamente subvenciones a proyectos ya evaluados positivamente por otros agentes públicos del sistema. Además, se facilita el pago de cuotas de participación en proyectos y organismos internacionales.

La norma también está orientada a reforzar la transferencia de conocimiento, una de las carencias del sistema de I+D+I español, creando nuevos mecanismos. Uno de ellos es el reconocimiento del sexenio de transferencia para incentivar el traslado directo del conocimiento y la innovación generados en el sector público a las empresas y a la sociedad.

Otros mecanismos que regula la ley son la compra pública de innovación y el permiso a las administraciones públicas de invertir en sociedades mercantiles, como hacen los países más avanzados, donde el sector público es un agente emprendedor que invierte y estimula la inversión privada en I+D+I.

Igualdad de género

La norma aprobada en el Consejo de Ministros también busca resolver las principales desigualdades de género que persisten en el ámbito de la I+D+I. Para ello, dará por primera vez seguridad jurídica a la igualdad de género en el Sistema de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, asegurando un abordaje dual, donde la perspectiva de género sea eje transversal de los instrumentos de planificación de los agentes públicos en ciencia, tecnología e innovación a la vez que se implementan acciones específicas.

Así, los agentes públicos deberán disponer y evaluar anualmente un plan de igualdad de género y de contar también con protocolos frente al acoso sexual y por razón de género u orientación sexual. También se prevé la creación de un distintivo de igualdad de género en I+D+I para los centros que acrediten alcanzar criterios de excelencia en este ámbito, la necesidad de implementar medidas para eliminar los sesgos de género e integrar la dimensión de género en los proyectos de I+D+I. En este sentido, se garantizará la igualdad en los procesos de selección y evaluación para quienes concilian. Además, se reconoce el papel fundamental de la divulgación científica y la educación para impulsar el cambio sociocultural y fomentar la corresponsabilidad.

Agencia Espacial Española

La reforma de ley también contempla la creación de la Agencia Espacial Española, con un componente dedicado a la Seguridad Nacional, para dirigir el esfuerzo en materia espacial, coordinar de forma eficiente los distintos organismos nacionales con responsabilidades en el sector espacial y unificar la colaboración y coordinación internacional.

Morant ha remarcado que, con esta norma, España da un paso decidido para salir de la crisis por la puerta del futuro, apostando por la ciencia y la innovación como pilares de transformación. “Es la ley que España necesita para transformarse en un país más próspero, justo y verde, a través de un esfuerzo colectivo asentado en el conocimiento y la innovación”, ha subrayado la ministra de Ciencia e Innovación.

Catálogo de los efectos geológicos de los terremotos en España

Riesgos geológicos/Geotécnia | Publicaciones del IGME

P.G. Silva, M.A.[et al.]. Catálogo de los efectos geológicos de los terremotos en España. 2.ª Edición rev. y ampl. INSTITUTO GEOLÓGICO Y MINERO DE ESPAÑA. (2019) Serie: Riesgos geológicos y Geotécnia, n.6.

ACCEDER AL PDF – ENLACE ALTERNATIVO


El presente catálogo, completa y actualiza la primera edición del año 2014, mostrándose igualmente como una obra abierta, susceptible de modificaciones, actualizaciones y revisiones en posteriores ediciones.

Científicos de la Politécnica Superior de Ávila trabajan en la obra, ejecutada junto con el IGME y la Asociación Española para el Estudio del Cuaternario, con la que se mejorarán las estimaciones de los estudios de peligrosidad y riesgo sísmico del país. Pablo Gabriel Silva, catedrático de Geodinámica Externa de la USAL, coedita el catálogo que liga registros históricos, prehistóricos y geológicos de los sismos de los últimos 6.000 años incluyendo terremotos ‘perdidos’ o no documentados

En esta segunda edición se ha pretendido cubrir y resumir la información básica (Fichas EVENT) de la totalidad de los terremotos incluidos en el presente Catálogo y ampliar la información completa de un mayor número de terremotos. Esto último incluye la catalogación de la mayor parte de los efectos ambientales generados por el Terremoto y posterior Tsunami de 1755 AD, conocido como el Terremoto de Lisboa, que ha supuesto una importante labor de recopilación documental y catalogación. Esta segunda edición va ligada a una base de datos geoespacial (CATESI_ SP16) basada en Google Earth, gestionada desde el IGME, y que permitirá la consulta y descarga de datos, imágenes, fichas y archivos kmz de los efectos aquí catalogados.

La Universidad de Salamanca cataloga los efectos geológicos de los 50 terremotos más importantes de la Península Ibérica desde los tiempos prehistóricos | Sala de Prensa
Escenario sísmico (ShakeMap) elaborado para el terremoto de Lisboa con las escalas de intensidades correspondiente

Alertan del riesgo de subida del nivel del agua del Mar Menor

Científicos de la USAL alertan del riesgo de subida del nivel del agua del Mar Menor en hasta 1,5 m. durante el próximo siglo por el aumento de la temperatura global

El Área de Geodinámica de la USAL coordina la investigación en la que participan la Universidad de Alcalá de Henares y la Sección de Geología del Museo de Ciencias Naturales de Madrid.

El estudio dirigido por el geólogo Antonio M. Graña muestra un alto riesgo de inundación en la Playa de la Manga y áreas costeras próximas debido al  “progresivo aumento de las temperaturas globales influido, además, por las características físicas, geográficas y la gran presión urbanística de este particular enclave”

Factor de distancia en los años 1956,1981 y 2017. Este factor determina la distancia entre la línea de costa (líneas paralelas al mar) y el terreno que se encuentra entre los 0 y los 10 m. sobre el nivel del mar (líneas intersecantes con la línea de costa), y por lo tanto tiene más probabilidades de verse inundado. 

Martínez-Graña, A. et al. (2018). Analysis of Flood Risk Due to Sea Level Rise in the Menor Sea (Murica, Spain). MDPI: Sustainability 2018, 10, 780. (PDF)

El estudio, liderado por los investigadores del Departamento de Geología de la USAL, concretamente del Área de Geodinámica, y recientemente publicado en la revista científica Sustainability muestra un alto riesgo de inundación en la playa de la Manga y las áreas costeras del Mar Menor que, “podría verse agravado por un incremento de hasta 4,1 metros en la altura media de la ola significante”, subraya el responsable del trabajo.

Los datos globales reflejan que se está produciendo un incremento medio del nivel relativo de los océanos en torno a 1,7 mm anuales, fruto del deshielo de glaciares y del progresivo aumento de las temperaturas en el planeta. En España, el Mar Menor cumple todas las condiciones de vulnerabilidad por inundaciones, ya sean debido a una mayor incidencia de las tormentas en la zona o por el posible aumento del nivel relativo del mar. La elevada actividad turística, el carácter subsidente del terreno –hundimiento vertical del suelo- y la porosidad del sustrato de la zona, entre otros, aumentan de manera alarmante el grado de exposición del Mar Menor ante una inundación a corto y/o medio plazo.

Mapa lítlógico (composición del terreno, arriba) y geomorfológico (esturctura del terreno, abajo) de la zona

Subida del nivel del mar de hasta 1,5 m. y posible tsunami de 8 m.

Para analizar el riesgo de inundación en la Manga del Mar Menor motivado por la subida del nivel del mar u otras causas naturales como subsidencia, tormentas y tsunamis, los científicos emplearon datos históricos y registros sedimentarios antiguos de zonas cercanas con los que generaron diferentes escenarios de subida y bajada del nivel relativo del mar para períodos de tiempo de 100 años, 500 años y 1.000 años desde la actualidad.

El consorcio de investigación determinó una subida del mar en el área de entre 1,2 y 1,5 mm. al año durante los últimos 25 años. Los resultados arrojan, además, un alto riesgo de inundación en la playa de la Manga y áreas costeras del Mar Menor y prevén una subida del mar de hasta 1,5 m. y aumento de hasta 4,1 m. en la altura de la ola significante.

Concretamente, el trabajo deja entrever que en los próximos 100 años el mar pueda llegar a afectar a zonas situadas entre los 4,22 y 5,69 m. como consecuencia del incremento en la altura de la ola. Respecto a un posible tsunami en el Mar Menor, M. Graña recuerda que el 10 % de ellos suceden en el Mar Mediterráneo. No obstante, no existe un registro histórico fiable que determine la altura máxima que pudiera alcanzar, por lo que toman de referencia al mayor tsunami registrado en la Península Ibérica fruto del terremoto de Lisboa de 1755. Es decir, una posible pero improbable ola máxima de 8 m. de altura.

Izquierda: Riesgo de inundaciones provocados por la subida del nivel del mar, las tormentas y los tsunamis, e impacto medioambiental en la zona. Derecha: Índice de Vulnerabilidad de La Manga

Mapa de ciudades en riesgo de inundación para optimizar medidas preventivas

San Pedro del Pinatar, Santiago de la Ribera, parte del aeropuerto de San Javier, Los Alcázares, Playa Honda y algunos complejos hoteleros y urbanizaciones del sur y centro de La Manga son localizaciones especialmente vulnerables de acuerdo al índice de vulnerabilidad costera aplicado por los investigadores para la ejecución del estudio. Asimismo, señalan como factor de inundación más probable para las áreas habitadas la subida del nivel del mar de carácter meteorológico asociada a situaciones de tormenta.

Con el diseño de este mapa de riesgos, los científicos persiguen crear una herramienta que ayude a “identificar los puntos espaciales más vulnerables y optimizar las medidas preventivas de esas zonas”, concluye el geólogo.

El geólogo de la Universidad de Salamanca Antonio Martínez Graña


La noticia ha sido ilustrada con imágenes de Alfredo Miguel Romero (interior) y la NASA (exterior). FUENTE: Sala de Prensa USAL

Producción científica de la colaboración entre España y otros países.

Estos estudios realizados por FECYT, son una aproximación de la colaboración científica entre España y otros países de todo el mundo, donde se proporciona los principales indicadores bibliométricos de la producción científica de ambos países y de su colaboración en el período 2005-2014.

Colaboración científica. Informes

Percepción social de la Ciencia y la Tecnología en España

Percepción social de la ciencia

Este estudio recoge, cada dos años y desde 2002, el análisis y los resultados de la Encuesta de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología en España. La encuesta y el posterior estudio de los resultados es realizado por diferentes investigadores, coordinados por el Departamento de Cultura Científica y de la Innovación de FECYT.

Este estudio plantea profundizar en el conocimiento de las relaciones entre ciencia, tecnología y sociedad; y analizar la percepción de la ciudadanía sobre los avances científicos y tecnológicos, y sobre la capacidad de éstos para la mejora de la calidad de vida de la población.

A continuación, agrupados por años, los informes, cuestionarios, datos y posición de variables: 

AÑO 2016 –

 AÑO 2014 – 

AÑO 2012 – 

AÑO 2010 –

AÑOS ANTERIORES