La historia de la química y los elementos.

Chemistry: A Volatile History es una serie de documentales de la BBC sobre la historia de la química presentado por Jim Al-Khalili. Fue nominada para los Premios de Televisión de la Academia Británica 2010 en la categoría Specialist Factual.

EPISODIO 1: Descubriendo los Elementos 

https://ok.ru/video/1431295560283

Sólo en los últimos 200 años hemos sabido qué es un elemento : una sustancia que no puede descomponerse más mediante una reacción química. Los antiguos griegos, sin forma de abrir sustancias, solo podían basar sus ideas de los elementos en lo que podían ver: Tierra, Fuego, Agua y Aire. En el siglo XVI, los alquimistas estaban ocupados tratando de convertir metales básicos como el plomo en oro. Fue el alquimista y cirujano suizo Paracelso quien primero desafió la idea griega antigua de los cuatro elementos .

Episodio 2: El Orden de los Elementos 

https://ok.ru/video/1430445296219

A principios del siglo XIX sólo se habían descubierto 55 de los 92 elementos naturales. Los científicos no tenían idea de cuántos más podrían encontrar, o incluso si había un número infinito de elementos. También trataron de responder a una pregunta fundamental, a saber: ¿existe un patrón en los elementos?

Episodio 3: El poder de los elementos

https://ok.ru/video/1431354542683

Solo 92 elementos se combinan para formar todos los compuestos de la Tierra. El hierro, cuando se combina con cromo, carbono y níquel, produce acero inoxidable . El vidrio está hecho de silicio y oxígeno.

Desde tiempos prehistóricos, las personas se han involucrado en la ‘química de baldes’: agregando todo tipo de productos químicos, solo para ver qué sucede. Como resultado, muchos de los primeros descubrimientos en química fueron accidentales.

Nuevas propiedades del átomo de azufre

2019 es el año designado por las Naciones Unidas como el Año Internacional de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos, en conmemoración del 170 aniversario de su descubrimiento. Investigadores de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Málaga (UMA) han desvelado recientemente nuevas propiedades de uno de sus elementos: el azufre.

Resultado de imagen de azufre formula

Un trabajo liderado por el profesor Juan Casado, catedrático del departamento de Química Física de la Universidad de Málaga, en colaboración con científicos de la Universidad de Oregón (EE. UU) y Osaka (Japón), constata que los electrones sin compartir que caracterizan al átomo del azufre también pueden convertirse en repelentes de otros desapareados o itinerantes que se sitúen en su entorno.

“Con este trabajo evidenciamos que el comportamiento conciliador convencional del azufre (dador de electrones) también presenta un lado hostil”, explica el investigador, quien destaca que con este hallazgo se demuestra que el azufre en algunas circunstancias es un ‘repelente magnético’.

Dirradicales orgánicos

El descubrimiento se ha realizado al trabajar con moléculas ‘dirradicalarias’ orgánicas (un diradical es una especie molecular con dos electrones que ocupan dos orbitales moleculares ‘degenerados’).

Estos dirradicales son más estables, funcionales y duraderos que otras especies químicas, además de tener una importancia fundamental en química y en otras ciencias, según los autores. Por ejemplo, están asociadas a la reactividad química en la combustión o están presentes en los ciclos de persistencia del ozono troposférico, y en el futuro, formarán parte de los llamados ‘plásticos magnéticos’.

Los resultados de esta investigación se han publicado en la revista Nature Chemistry. Los estudios de espectroscopía vibracional realizados en la Unidad de Espectroscopía Vibracional de los laboratorios de los Servicios Centrales de Apoyo a la Investigación (SCAI) han resultado fundamentales para conocer la estructura electrónica de estos dirradicales orgánicos.

El autor principal, Juan Casado, ha sido reconocido este mes por la Real Sociedad Española de Química (RSEQ) con el Premio Excelencia Investigadora Seniors por su destacada actividad científica en los últimos diez años.


Referencia bibliográfica: 

Justin J. Dressler, Mitsuru Teraoka, Guzmán L. Espejo, Ryohei Kishi, Shota Takamuku, Carlos J. Gómez-García, Lev N. Zakharov, Masayoshi Nakano, Juan Casado & Michael M. Haley. “Thiophene and its sulfur inhibit indenoindenodibenzothiophene diradicals from low-energy lying thermal triplets”. Nature, septiembre de 2018. ARTICULO EN PDF

FUENTE: AGENCIA SINC

Elementos químicos en peligro de extinción

EuChemS Element Scarcity - EuChemS Periodic Table - EuChemS
DESCARGAR LA TABLA PERIODICA

En conmemoración del Año Internacional de la Tabla Periódica 2019, EuChemS ha lanzado una novedosa tabla de elementos químicos que pone de manifiesto el problema de la escasez de alguno de ellos. Con esta acción se pretende alertar del peligro que esto supone y se espera que sirva para concienciar a los políticos, educadores y a la sociedad en su conjunto.

La Tabla Periódica está disponible para su descarga gratuita bajo licencia Creative Commons CC BY-ND. e incluirá más adelante detalles sobre su diseño, cuestionarios para estudiantes, etc…


La protección de los elementos en peligro debe lograrse en varios niveles.

  • Como individuos, necesitamos preguntarnos si las actualizaciones de nuestros teléfonos y otros dispositivos electrónicos son realmente necesarias, y necesitamos asegurarnos de que reciclamos correctamente para evitar que los viejos aparatos electrónicos terminen en vertederos o contaminando el medio ambiente.
  • A nivel político, necesitamos ver un mayor reconocimiento del elemento de riesgo que plantea la escasez, y es necesario tomar medidas para apoyar mejores prácticas de reciclaje y una economía circular eficiente.
  • Además, es necesario tener en cuenta la transparencia y las cuestiones éticas para evitar el abuso de los derechos humanos, así como para permitir a los ciudadanos tomar decisiones informadas a la hora de comprar teléfonos inteligentes u otros aparatos electrónicos, ya que muchos de los elementos que necesitamos en nuestros aparatos electrónicos se importan de zonas de conflicto.

    FUENTE: Real Sociedad Española de Quimica