Alteraciones inducidas por la acidificación del océano en los mecanismos de biomineralización.

Fitzer, Susan C. , et al. H2 Established and Emerging Techniques for Characterising the Formation, Structure and Performance of Calcified Structures under Ocean Acidification. EN: Oceanography and Marine Biology. Taylor & Francis, 2019. ISBN: 9780367134150.

DESCARGAR PDF

La acidificación oceánica (OA) es la disminución del pH del agua de mar y de los niveles de saturación de los minerales de carbonato de calcio (CaCO3) que ha suscitado preocupación por los organismos calcificadores como los corales, las ostras y los mejillones debido a los efectos adversos de la OA en su biomineralización, sus conchas y sus esqueletos.

Se han utilizado una serie de enfoques de biología celular, geoquímica y ciencia de los materiales para explorar la biomineralización. Estas técnicas han revelado que las respuestas a la acidificación del agua de mar pueden ser muy variables entre las especies, aunque los mecanismos subyacentes siguen en gran medida sin resolverse. Para evaluar los efectos de la OA mundial, los investigadores tendrán que aplicar una serie de instrumentos elaborados en todas las disciplinas, muchos de los cuales están surgiendo y todavía no se han utilizado en este contexto.

En el presente examen se esbozan las técnicas que podrían aplicarse para estudiar las alteraciones inducidas por la OA en los mecanismos de biomineralización y sus efectos finales en las conchas y los esqueletos. Ilustramos cómo caracterizar, cuantificar y vigilar el proceso de biomineralización en el contexto del cambio climático mundial y la OA. Destacamos los principios básicos, así como las ventajas y desventajas de las técnicas establecidas, emergentes y futuras para los investigadores de la OA. La combinación de estas técnicas permitirá adoptar un enfoque holístico y comprender mejor el posible impacto de la OA en la biomineralización y sus consecuencias para los calcificadores marinos y los ecosistemas asociados.

Subterráneo: el mundo bajo nuestros pies

Will Hunt. Subterráneo: Una historia humana de los mundos que existen bajo nuestros pies. Editorial Crítica, 2020. 288 p. (Col. Ares y Mares). DESCARGAR FRAGMENTO

Cuando Will Hunt tenía dieciséis años, descubrió un túnel abandonado que pasaba por debajo de su casa en Providence, Rhode Island. Sus primeras incursiones en él le inspiraron una incesante fascinación por la exploración de mundos subterráneos, desde las estaciones de metro abandonadas y las cloacas de Nueva York hasta cuevas sagradas, catacumbas, sepulcros, búnkeres y ciudades subterráneas ancestrales en más de veinte países de todo el mundo.

Junto a un equipo de microbiólogos de la NASA, el autor busca los orígenes de la vida dos kilómetros por debajo de las Colinas Negras, acampa tres días con exploradores urbanos en las catacumbas y cloacas de París, desciende con una familia aborigen a una mina de 35.000 años de antigüedad situada en la Australia rural y contempla una escultura sagrada tallada por artistas paleolíticos en las profundidades de una cueva de los Pirineos.

En cada aventura se entremezclan hallazgos en los ámbitos de la geología, la mitología, la antropología, la historia natural, la neurociencia, la literatura y la filosofía. Con una prosa elegante, Hunt nos abre los ojos a la dimensión oculta del planeta. En el fondo, Subterráneo es una meditación sobre la fascinación de la oscuridad, el poder del misterio y nuestro eterno deseo de conectar con lo que no podemos ver.

Lo que hay bajo nuestros pies es un lugar ciertamente desconocido incluso a día de hoy, porque hemos dedicado más recursos y esfuerzo a examinar pequeñas parcelas de la superficie lunar o de la de Marte que a explorar el hábitat subterráneo de nuestro planeta.

Los científicos han tratado de encontrar un límite inferior más allá del cual no pueda existir la vida, pero mientras más profundizan, más vida descubren. Aunque la temperatura máxima a la que han encontrado vida es de 122 grados centígrados, no descartan hallazgos más allá cuando dispongan de instrumentos más sofisticados.

Ciencia, información y políticas para la gestión eficaz de las costas y los océanos

 

Science, Information, and Policy Interface for Effective Coastal and Ocean Management.

Jansson, Julia; [et al.]. Science, Information, and Policy Interface for Effective Coastal and Ocean Management. Taylor & Francis. [2016]. ISBN: 9781498731706
DESCARGAR PDF

La gestión integrada de las costas y los océanos (ICOM) “es un proceso dinámico, multidisciplinario, iterativo y participativo para promover la sostenibilidad la gestión de las zonas costeras y oceánicas equilibrando los aspectos ambientales y económicos, objetivos sociales, culturales y recreativos a largo plazo” (UNESCO 2006).

El ICOM es un concepto y un proceso que ha evolucionado en etapas superpuestas en las últimas décadas, que abarca la gestión de la línea de costa, definiendo la zona costera, e integrando la gestión de la costa y el litoral con la gestión del medio ambiente. La gestión costera comenzó en el lado terrestre de la costa, centrándose en los desafíos particulares que plantea este entorno dinámico, como la erosión del litoral, la protección de los humedales, el desarrollo costero y el acceso público.

Este libro presenta una gran cantidad de propuestas de mejora de las prácticas actuales para lograr una comunicación y un uso más efectivo de la información ambiental marina. Útil para todos los grupos principales en el proceso de formulación de políticas, desde los principales responsables de la toma de decisiones y políticas hasta los profesionales en la gestión costera y oceánica, ayuda a aumentar la comprensión de los catalizadores y las barreras para comunicar los resultados de la investigación. También sirve como punto de partida para futuras investigaciones y avances en la gestión eficiente del medio marino.

50 años de STVDIA GEOLOGICA

El rector Lucena quiso en 1969 dar impulso a la más antigua editorial universitaria del Mundo, la de su Universidad de Salamanca
Felipe Lucena Conde (1923-1976), Rector de la Universidad de Salamanca (1968-1972) 

En el año 1969 el entonces Magnífico y Excelentísimo Sr. Rector, D. Felipe Lucena Conde, anteriormente Decano de la Facultad de Ciencias, quiso dar impulso a la más antigua editorial universitaria de España, la de la Universidad de Salamanca, con la creación de una nueva revista de Ciencias.

Ese mismo impulso había hecho que, durante su decanato (1963-1968), su Facultad, que sólo disponía de la Sección de Químicas, con Cátedras de Biología (Fernando Galán), Geología (Julio Rodríguez Martínez y luego (1965) Antonio Arribas Moreno), Física (José Garmendia Iraundegui) y Matemáticas (Norberto Cuesta Dutari), diese a luz nuevas Secciones para las cuatro.

El plan de Felipe Lucena era hacer una nueva revista que englobase las cinco ramas de Ciencias, cuyo nombre sería ACTA SALMANTICENSIA CIENCIAS. En aquel momento en ese ámbito sólo se publicaba STVDIA CHEMICA desde 1965. La Universidad de Salamanca, por medio de su Editorial, tenía, además, las siguientes revistas:

  • TRABAJOS Y DÍAS (1946)
  • CUADERNOS DE LA CÁTEDRA MIGUEL DE UNAMUNO (1948)
  • ZEPHIRUS (1950)
  • MINOS (1951)
  • BOLETÍN INFORMATIVO DEL SEMINARIO DE DERECHO POLÍTICO (1954)
  • CUADERNOS DE HISTORIA DE LA MEDICINA (1962)
  • ANALES DE LA FACULTAD DE MEDICINA (1965)
El rector Lucena quiso en 1969 dar impulso a la más antigua editorial universitaria del Mundo, la de su Universidad de Salamanca
STVDIA GEOLOGICA (en Gredos)

La idea de la nueva revista fue acogida favorablemente y se escribieron, en consecuencia, diversos artículos que completarían un primer volumen. Sin embargo, algunos problemas dentro de la Sección de Químicas impedían o retrasaban la salida del primer volumen, por lo que Felipe Lucena acordó con Antonio Arribas que se desgajasen los artículos geológicos –con las galeradas corregidas, e incluso con las separatas ya impresas– para hacer una revista diferente de la prevista en principio.

El nombre de la nueva revista, STVDIA GEOLOGICA, se impuso por el precedente de STVDIA CHEMICA, y se dijo de hacer posteriormente otras para las demás Secciones, pero sólo se consiguió con STVDIA BOTANICA (1982).

El nombre (con la «S» líquida y la tradicional «V» salmantina) tuvo desde el principio sus detractores e inconvenientes. En España existía –y existe– una revista del C.S.I.C. con denominación parecida: ESTUDIOS GEOLÓGICOS, lo que podría ocasionar confusión para la localización bibliográfica. Pero estábamos forzados a mantener el nombre por seguir la tradición. Había también otro precedente, Studia Geologica Polonica. Finalmente, en 1979, las normas impuestas por el Instituto del Libro Español dictaminaron que el título de la revista, desde el volumen XVI (1980) quedase como STVDIA GEOLOGICA SALMANTICENSIA.

Y así surgió en 1970, el primer volumen, bajo la dirección de Luis Carlos García de Figuerola. Para aquel volumen I se escribieron seis artículos, cuyos autores fueron Antonio ArribasEnrique MartínezLuis Guillermo CorretgéJulio SaavedraEmiliano Jiménez y María Teresa Martín Patino. Por solidaridad con los compañeros que habían secundado la idea del rector, pero se encontraron faltos de otros apoyos para un posible volumen de STVDIA PHYSICA, se admitió excepcionalmente un artículo de Jesús Seco y José Garmendia sobre fórmulas de cálculo de evaporación.

A partir de 1983 se juzgó conveniente la publicación de volúmenes especiales, numerados individualmente del I al IX. Cuatro de ellos se han subnombrado como STVDIA PALAEOCHELONIOLOGICA.


Fuente: La Crónica de Salamanca

Primer mapa geológico global de Titán.

TITAN SATURNO - Búsqueda de Google

Titán, el mayor satélite de Saturno, es un mundo gélido, con temperaturas que rondan los -180 ºC, y un activo ciclo hidrológico basado en el metano que ha modelado su paisaje, como el agua lo hace en la Tierra. La mayor de las lunas de Saturno se ha convertido así en una de las geológicamente más diversas del sistema solar.

Un equipo internacional del investigadores, liderados desde el Jet Propulsion Laboratory (Caltech, EE UU) y con participación del Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC, Madrid), presentan en la revista Nature Astronomy el primer mapa geomorfológico global de Titán, lo que ayudará a comprender mejor su pasado.

Primer mapa geológico global de Titán
Referencia bibliográfica:
Lopes, R.M.C., Malaska, M.J., Schoenfeld, A.M. et al. A global geomorphologic map of Saturn’s moon Titan. Nat Astron (2019). https://doi.org/10.1038/s41550-019-0917-6. 

Aunque esta luna presenta materiales, temperaturas y campos de gravedad diferentes a los de la Tierra, muchas de sus características superficiales son similares a las de nuestro planeta y se han originado por procesos geológicos parecidos.

Sin embargo, la espesa y brumosa atmósfera de Titán ha dificultado la identificación de sus características geomorfológicas en longitudes de onda visibles. Para resolver este problema, los autores han utilizado los datos radar e infrarrojos de la nave Cassini, que efectuó 127 sobrevuelos cerca de este satélite antes de desintegrarse en Saturno en 2017.

Primer mapa geológico global de Titán

Con toda la información, los investigadores han identificado seis formas geológicas principales: llanuras, dunas, cráteres, lagos ricos en metano, terrenos con formas laberínticas y zonas estratificadas o montañosas denominadas hummocky, además de determinar su edad relativa y distribución a lo largo del satélite. “Nuestros resultados muestran que la superficie de Titán está dominada por procesos sedimentarios con una clara variación latitudinal, con dunas en el ecuador, llanuras en las latitudes medias, y terrenos laberintos y lagos en los polos”, apuntan los autores.

Los resultados confirman que el ciclo de metano ha dado forma a la superficie de Titán. Los polos son lo suficientemente húmedos y gélidos como para mantener grandes masas líquidas de metano, mientras que el clima ecuatorial árido mantiene intactas las dunas modeladas por el viento. Respecto a la posible edad de las unidades geológicas, sus relaciones espaciales y superposición han permitido a los autores analizar la evolución temporal del paisaje de Titán: “Las dunas y los lagos son relativamente jóvenes, mientras que los terrenos montañosos o hummocky son los más antiguos”, afirman en su estudio.


Fuente: SINC

Mantenimiento y mejora de la infraestructura geodésica: teledetección por satélite.

New Releases | The National Academies Press

National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine. 2020. Evolving the Geodetic Infrastructure to Meet New Scientific Needs. Washington, DC: The National Academies Press. https://doi.org/10.17226/25579.

LEER EN LINEADESCARGAR PDF (entrar como invitado)


La teledetección por satélite es la principal herramienta para medir los cambios globales en la tierra, el océano, la biosfera y la atmósfera. En los últimos tres decenios, las tecnologías de teleobservación activa han permitido realizar mediciones cada vez más precisas de los procesos de la Tierra, lo que ha permitido formular y responder a nuevas preguntas científicas. A medida que aumenta la precisión de estas mediciones, también aumenta la necesidad de una infraestructura geodésica precisa.

Este libro resume el progreso en el mantenimiento y la mejora de la infraestructura geodésica e identifica las mejoras para satisfacer las nuevas necesidades científicas que se expusieron en el informe de 2018 “Thriving on Our Changing Planet”.

Centrándose en el cambio del nivel del mar, el ciclo del agua terrestre, los peligros geológicos, el tiempo y el clima, y los ecosistemas, este estudio examina los aspectos específicos de la infraestructura geodésica que deben mantenerse o mejorarse para ayudar a responder a las preguntas científicas que se están considerando.

Combinar métodos geofísicos con métodos geotécnicos para diagnosticar diques

DOAB: Directory of Open Access Books

Fauchard, Cyrille — Mériaux, Patrice. Geophysical and Geotechnical Methods for Diagnosing Flood Protection Dikes. éditions Quae. 2007

DESCARGAR PDF


Las espectaculares y en ocasiones dramáticas inundaciones de la última década, tanto en Europa como en Estados Unidos, han confirmado la vulnerabilidad crónica de los diques de protección contra la inundación y la necesidad de su análisis diagnóstico.

Además, la revisión de los trabajos de reparación de brechas (en algunos casos de reparaciones recientes) muestra claramente que estos trabajos se han llevado a cabo a menudo de forma precipitada, con un control insuficiente de los materiales de relleno y utilizando materiales que no coinciden con los materiales de construcción originales.

El trabajo de investigación realizado para diagnosticar los diques tiende ahora a combinar los métodos geofísicos con los métodos geotécnicos más tradicionales (perforaciones de prueba, pruebas in situ, etc.). En comparación con los métodos geotécnicos, los métodos geofísicos ofrecen generalmente la ventaja de incrementos de exploración muy cortos (que sólo afectan ligeramente, si es que lo hacen, a la eficiencia); sin embargo, sólo producen valores “aparentes” y globales de una propiedad particular del suelo.

Por regla general, pueden surgir dificultades al aplicar métodos geofísicos o geotécnicos a los diques:

  • La mayoría de las veces están “secos” (sin cabeza hidráulica) y el elemento crítico en su vulnerabilidad en momentos de inundación, es decir, la filtración, está ausente en el momento de la investigación;
  • Su gran longitud plantea un problema crucial a la hora de encontrar un equilibrio entre el coste y el rendimiento técnico al realizar el trabajo de investigación.

Para abordar estas y otras cuestiones, el LCPC (Laboratorio de Investigación de Obras Públicas) de Nantes y el Cemagref de Aix-en-Provence, Francia, llevaron a cabo una investigación experimental de 1998 a 2004 en el marco del proyecto de investigación nacional “CriTerre” (“Mejora de los suelos y control de los suelos reforzados” – tema “Detección de anomalías del suelo”), coordinado por el IREX (Instituto de Investigación Aplicada y Experimentación en Ingeniería Civil de Francia).